3. Contaminación de los alimentos. Tipos de contaminantes y peligros.

¿Qué se considera contaminación de alimentos? Podemos definir contaminante o peligro alimentario  como cualquier  cosa  que está en el alimento  y no debiera  estar ahí, es decir, cualquier agente extraño al alimento capaz de producir un efecto negativo para la salud del consumidor.

 

La  presencia  de  estos  peligros  puede  darse  de  forma  natural  (por  ejemplo:  gusanos dentro  de fruta, o entre  verduras),  o de forma  accidental  (pelo en sopa, mosca  en ensalada,   restos   de   envoltorio   en   alimento   preparado),   y   esto   depende   del manipulador de alimentos.

 

Según su origen los peligros se clasifican en: Físicos, químicos y biológicos.

 

a.   Físicos

Son  cuerpos  extraños  que  generalmente  son  apreciados  por  el  ojo  humano,  tales como cristales, perdigones, huesos, espinas, scaras, plásticos, efectos personales (pendientes,  reloj, colgante) todos ellos suponen  un peligro  para el consumidor puesto que pueden causarle daños como cortes, atragantamientos, etc.

 

b. Químicos

En este grupo englobamos sustancias tóxicas que pueden llegar al alimento de forma casual, o que están presentes en él por una incorrecta manipulación. Son productos químicos  de toda  índole  como:  productos  de limpieza  y desinfección,  insecticidas, ambientadores, residuos de plaguicidas, metales pesados

 

c. Biológicos

Está  causado  por  la  acción  de  seres  vivos  que  contaminan  el  alimento.  Engloba cualquier ser vivo como: Insectos (moscas, cucarachas),  roedores (ratas y ratones), aves (palomas,  gorriones,  gaviotas),  parásitos  (gusanos,  gorgojo),  o microorganismos (bacterias, virus y mohos).

 

Debemos   tener   en   cuenta   las   PRINCIPALES   FUENTES   DE   CONTAMINACIÓN   de   los alimentos, para prevenirlas, y estas son:

 

-   El  medio  ambiente:  agua  (contaminada  o  no  potable),  polvo,  tierra,  aire a través  de todos  ellos  se transmiten  microorganismos  que  pueden  contaminar  el alimento.

 

-   Plagas:   seres   vivos   citados   anteriormente    como   insectos,    roedores,    aves, parásitos

 

-  Utensilios y locales: si no tienen la higiene adecuada serán foco de infección.

 

-  Basuras: si hay basuras cerca de los alimentos podrán contaminarlos.


 

-      Otros alimentos: esto es muy importante,  ya que hablamos de CONTAMINACIÓN CRUZADA, es decir, el paso de contaminantes de unos alimentos a otros. Se puede dar mezclando alimentos crudos y cocinados (en los cocinados hemos eliminado gran parte de bacterias pero en los crudos no, y pueden pasar de unos a otros, haciendo los cocinados peligrosos para la salud). También puede darse contaminación  cruzada al utilizar los mismos utensilios (tabla de corte, cuchillo) para tratar alimentos crudos y desps cocinados, sin previa limpieza.

 

-      Manipulador de alimentos: muchas veces por falta de higiene en las personas que rodean a los alimentos se hace que éstos se contaminen.  También puede ocurrir que los manipuladores  estén enfermos  y lo transmitan  a los alimentos,  haciendo que la salud de otros se vea afectada. Otra posible contaminación  por parte de los manipuladores es hablar, toser, sonarnos la nariz o estornudar cerca o delante de los alimentos, haciendo que las bacterias pasen a éstos. Por todo ello, es importante  que  se mantengan  unas  prácticas  higiénicas  correctas  que explicaremos más adelante.