2. CONCEPTOS BÁSICOS:

Atmósfera explosiva es la mezcla con el aire de sustancias inflamables en forma de gases, vapores, nieblas o polvos, en la que, tras una ignición, la combustión se propaga a la totalidad de la mezcla no quemada.

Para que se produzca una explosión deben presentarse los siguientes
elementos:
 
• Combustible (gas, polvo, nieblas, vapores)
• Comburente (oxígeno)
• Energía iniciadora o fuente de ignición.
• Reacción en cadena.

Para evitar la explosión, bastaría con eliminar uno de los elementos.

Ejemplo de sustancias susceptibles de formar atmósferas explosivas:

1. Gases y mezclas de gases inflamables, p.ej. Gas licuado (butano, propano), gas natural, gases de combustión (p.ej. Monóxido de carbono o metano) o substancias químicas gaseosas (p.ej. Acetileno, óxido etilénico o cloruro de vinilo, ácido sulfhídrico). 

 

 

2. Líquidos inflamables, p.ej. Disolventes, carburantes, crudos de petróleo.
Una cantidad incluso pequeña de líquido inflamable ya puede, al evaporarse, provocar grandes cantidades de vapores inflamables (ejemplo: propano licuado).

 
3. Polvos de sólidos inflamables, p.ej. Carbón, madera, alimentos para consumo humano o animal (p.ej. Azúcar, harina o cereales), materias sintéticas, metales o productos químicos. Las explosiones de
polvos combustibles son tanto o más peligrosas que las de gases y vapores inflamables ya que su manipulación y procesado se realiza en la mayoría de los casos en contacto con el aire. 

 
Limites de explosividad:
Para que se forme una atmósfera explosiva, la concentración de gases, vapores o nieblas inflamables en aire debe de estar dentro de un determinado rango, delimitado por los límites inferiores y superiores de explosividad:
 
Límite inferior de explosividad (LIE): es la concentración mínima de gases, vapores o nieblas inflamables en aire por debajo de la cual, la mezcla no es explosiva.
Límite superior de explosividad (LSE): es la concentración máxima de gases, vapores o nieblas inflamables en aire por arriba de la cual, la mezcla no es explosiva.

 
Rango de inflamabilidad: es el rango comprendido entre el LIE y el LSE.

 Los instrumentos leen en porcentajes del LIE. Muchos de ellos avisan cuando se alcanzan niveles por encima del 10% del límite inferior de inflamabilidad.


A efectos de seguridad se considera que una atmósfera es muy peligrosa cuando exista concentración de sustancia inflamable por encima del 25% del límite inferior de inflamabilidad, dado que es factible que se produzcan variaciones de la concentración
ambiental por razones diversas, entre otras los errores de medición en función del patrón de calibración del aparato.


Posibles fuentes de ignición:
 
• Superficies calientes.
• Llamas y gases calientes.
• Chispas de origen mecánico.
• Chispas de origen eléctrico.
• Corrientes parásitas.
• Electricidad estática.
• Descargas atmosféricas.

Equipo de trabajo: Cualquier máquina, aparato, instrumento o instalación utilizado en el trabajo.


Gas: Es un fluido en el cual las fuerzas de atracción entre sus moléculas son tan pequeñas que no adopta ni forma ni volumen fijo, sino que tiende a expandirse todo lo posible para ocupar todo el espacio en el que se encuentra.

Niebla: Suspensión (nube) de pequeñas gotas en el aire.


Polvo: Pequeñas partículas sólidas en la atmósfera que pueden fijarse bajo su propio
peso, pero que pueden permanecer suspendidas en el aire durante algún tiempo.


Mezcla explosiva: Mezcla de un material combustible finamente dispersado en la fase
gaseosa con un oxidante gaseoso en la que, tras su ignición, puede propagarse una explo-
sión. Si el oxidante es aire en condiciones atmosféricas, se habla de atmósfera explosiva.


Temperatura de ignición: Temperatura más baja de una superficie caliente, obtenida en condiciones de ensayo determinadas, a la que se puede producir la ignición de una sustancia combustible en forma de mezcla de gas, vapor o polvo con aire.